sábado, 16 de enero de 2016

Das Haus

En mi casa hay dos portales.
Uno da al abismo
de mí mismo. 
El otro da al brocal
donde arden las pasiones de mi infancia.

Las dos puertas 
siempre están abiertas
batidas por el viento
de los tiempos.

Soy el fantasma que atraviesa el torbellino de mi casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario